Physical Therapist

Pie

La fascitis plantar se trata de una patología que afecta al pie, es la causa más común de dolor del talón y que causa en los sujetos que la padecen importante limitación en su actividad, además de un gran dolor. 
Se considera un síndrome por sobreuso en el que microtraumatismos de repetición provocan cambios degenerativos en la fascia plantar.
El dolor es el síntoma principal de los pacientes que padecen esta lesión producida en la planta del pie. Se localiza en mayor proporción en zonas cercanas al talón, pudiendo en un menor número de casos, extenderse por la planta del pie hasta alcanzar las cabezas metatarsales. Los momentos de mayor dolor a lo largo del día suelen ser por la mañana, nada más poner el pie en el suelo, o al volver a ponerse de pie tras llevar un tiempo en reposo. Además, algunos pacientes suelen experimentar inflamación en la planta del pie.
Los factores de riesgo que se han demostrado que tiene una fuerte asociación con el hecho de desencadenar la fascitis plantar son: estar mucho tiempo de pie, usar calzado inapropiado, haber padecido la lesión previamente, aumento de pronación, debilidad de la musculatura, edad, elevado índice de masa corporal y la disminución de la flexión dorsal de tobillo (tanto por causa articular, como por contracturas en los gemelos y/o el sóleo).
En fisioterapia existen muchos tratamientos para esta patología. La terapia manual para ganar movilidad articular y descargar la pierna y el pie, la punción seca de los puntos gatillo, los estiramientos de la pierna y la fascia plantar, ejercicios de fortalecimiento muscular, el vendaje para limitar el estrés al que se somete la fascia, la electroterapia y el hielo con fines analgésicos.